Daily Archives: 2010/04/30

Dos fracasos políticos en toda regla


Escribo en el avión de regreso a Donostia.

Para cerrar mi semana madrileña, la actividad parlamentaria me ha deparado, hoy jueves tarde, la comparecencia del Secretario de Estado de Investigación quien, aparte de responder a preguntas diversas de Diputados/as, nos ha informado sobre las acciones que ha llevado a cabo el Ministerio de Ciencia y Educación y el conjunto del Gobierno español con respecto a la instalación del “European Extremely Large Telescope (E-ELT)” (“El Ojo más Grande del Mundo en el Espacio”) en la isla de La Palma.

Ilustro brevemente al lector: El 26 de Abril de este año, el Consejo de la ESO seleccionó al Cerro Amazonas como el lugar en el que finalmente se ubicará dicho Telescopio. El Cerro Amazonas es una montaña, de 3060 metros de altitud situado en la parte central del Desierto Atacama de Chile, ubicado a 130 kilómetros hacia el Sur de Antofagasta y 20 kilómetros del Cerro Paranal. Con esta decisión –cuantificada en doce votos a favor de tal emplazamiento, una abstención y un voto en contra (el español)- se fueron al traste los sueños, esperanzas y trabajos que el Gobierno español había desarrollado, en coordinación con el Gobierno canario, para lograr que ese E-ELT se ubicara en Las Palmas.

De ahí la razón de ser y contenido de la comparecencia del Secretario de Estado.

„Un segundo fracaso político en toda regla“, le espeté tan pronto como hubo acabado su crónica de los trabajos llevados a cabo por el Ministerio de Cristina Garmendia y por el conjunto del Gobierno español. Y añadí: „De dimensiones comparables a las que en su día tuvo el fracaso de la ubicación en Lündt –Suecia- (y no en Bilbao) del ESS“.

Y añadí unas cuantas reflexiones que no me resisto a trasladar aquí.

Una: Nosotros somos partidarios de apuestas. Defendemos a quienes las hacen en el sector privado y somos favorables a que se hagan también en el sector público. En todos los campos. También en el tecnológico. El peor fracaso es el de aquél que no apuesta nunca

Dos: es necesario, en todo caso, analizar con rigor la razón de ser de este tipo de fracasos. Y sacar las consecuencias y hacer la autocrítica con el mismo rigor. Cada fracaso puede tener su explicación particular. Pero no es a desechar el que estos fracasos se deban a algo más „estructural“ o, si se quiere, a una falta de realismo y/o un exceso de ensoñación a la hora de creernos y de presentarnos, en Europa y en el Mundo, como no se qué, entre otros en el campo de la Investigación, del Desarrollo y de la Innovación.

Tres: hay que reconocer los fracasos. Mirarlos de frente. Nada hay peor que huir de ellos y esconderlos bajo supuestas alternativas improvisadas. Tuvimos la impresión de que algo de eso se hizo con ocasión del ESS de Bilbao. Así lo denunciamos en su día. Y, a resultas, hoy tenemos la impresión de que el „re-proyecto“ del ESS de Bilbao sigue caminando con más pena que gloria.

Cuatro: Parece como que, en esta ocasión, tras el fracaso, no se va a actuar con el mismo grado de improvisación, lo que nos parece bien.

Evidentemente, el Secretario de Estado no estuvo de acuerdo conmigo en todo. Ni lo pretendía. Si conseguí hacerle llegar la gran preocupación que tiene mi grupo por lo que ahora mismo está ocurriendo con el ESS de Bilbao, me doy por satisfecho.

„Hablaremos“, me dijo al despedirle. „Y haremos, supongo“, le respondí, decididos como estamos a no olvidar un tema que, como he dicho a todo el que me ha querido escuchar, es, además de todas las cosas, y en su mismo origen, un acuerdo parlamentario de mi Grupo con el PSOE, de hace ya como cuatro o cinco años.

Tengo la impresión de que el fracaso, en su día, de la ubicación en Bilbao del ESS nos preocupó a los vascos, y poco más. Parlamentariamente hablando, desde luego.

Ayer tuve la impresión de que este nuevo fracaso, el del E-ELT puede estar preocupando a los canarios, y poco más. Parlamentariamente hablando, eso me enseñó el desarrollo de la Comisión de ayer.

Por esa razón, seguramente, no han saltado, al menos hasta hoy, a la escena „grande“ de la política española, como si de dos temas „regionales“ se tratara.

Ayer, en todo caso, ambos temas fueron objeto de debate parlamentario en un mismo acto. Lo que puede entenderse como una cierta novedad. De ahí que yo tampoco excluiría el que no pudieran saltar próximamente a esa escena. No está descartado. Con esa impresión abandoné la Comisión.