Todo un poco más revuelto

Va para dos semanas que escribí mi último comentario en este post. Intenté responder a la pregunta; ¿qué me (nos) espera (políticamente hablando) a la vuelta del período de Semana Santa+Semana de Pascua?. Me respondí a mí mismo que tres batallas políticas básicas: una, sobre la corrupción; otra, sobre el Estatut de Catalunya; y la tercera, sobre la crisis económica.

No hacía falta ser adivino para acertar, evidentemente.

De eso han ido, más que nada, los últimos quince días. Y de lo mismo irán también los próximos muchos días. Con un telón de fondo que, aconsejo a todo analista político, no olvide: el calendario electoral en el que estamos entrando. Allá por Noviembre, a más tardar, las elecciones catalanas; allá por la primavera (por Mayo) del próximo año, la elecciones forales y municipales; y el año siguiente, el 2012, por el primer trimestre, si no hay cataclismo previos, las elecciones generales, madre de todas las elecciones para los dos partidos del Estado que se turnan al frente del Gobierno del Estado: PSOE/PP.

Numerosas han sido las ocasiones en las que, a la vista de lo que estaba ocurriendo, he tenido la tentación, durante estas dos últimas semanas, de volver sobre aquel comentario. La corrupción, con el episodio por el que el PP ha querido mezclar en el mismo al presidente Bono; el “fracaso” del nuevo intento (por decirlo de algún modo) del Constitucional; el o los debates “económicos” que, bien sea con la participación del propio Zapatero, bien sea con la vicepresidenta segunda del Gobierno, hemos celebrado en el Congreso esta pasada semana, daban pié sobrado e incluso incitaban a hacerlo.

No diré que me he resistido, porque tampoco sería cierto. Me confieso más bien aburrido y desmotivado.

Me ha tocado vivir “de cerca” el debate suscitado a raíz del intento del PP (de Cospedal) de mezclar al presidente Bono en el “clima de corrupción”. Ha sido un tanto esperpéntico, como buena parte de la política que ahora mismo promueve el PP. La publicación por un medio de comunicación de determinadas informaciones –sin comprobar en absoluto su veracidad o falsedad- parece ser argumento suficiente en el PP para meterse en batallas cuyo horizonte final no parece ser entendido ni siquiera por buena parte del propio PP (Congresistas, cuando menos). Y cuya salida, a poco que se empeñen, puede complicarles a ellos mucho más que a nadie.

La publicación, por Bono, en respuesta al ataque sufrido en este tema, de la relación detallada de su patrimonio ha entreabierto, en efecto, una puerta que puede provocar una corriente de aire frío de notable riesgo, sobre todo en la filas del propio PP. Todos hemos sido testigos estos pasados días de la confusión y despiste que esta acción ha generado en sus filas. He terminado la semana con la impresión de que este tema no va a tener mucho más recorrido en el futuro. No al menos por iniciativa del PP. Mejor pasar página cuanto antes, han debido pensar algunos. Otros pensaron desde el comienzo que mejor no abrirla. Pero ya se sabe: ahora mismo la política española va de sorpresa en sorpresa, de sobresalto en sobresalto o de improvisación en improvisación (como se prefiera).

El debate del pasado miércoles, planteado a petición propia del Presidente del Gobierno para informar sobre el Consejo Europeo de los días 25 y 26 de marzo, derivó, en gran medida –Erkoreka tuvo el criterio y acierto de no caer en ello-, por impulso de los dos partidos, en un enésimo debate económico “interior”. Y aburrió hasta a los escaños vacíos.

De escasa pasión fueron también los debates que la víspera, martes, se plantearon en el Congreso, a raíz de la presentación del debate y votación de los Reales Decretos Ley por el que se amplía la vigencia de determinadas medidas económicas de carácter temporal, y el de las Medidas para el impulso de la recuperación económica y el empleo.

Es evidente que la repetición desmesurada de debates, en gran parte impulsados por el PP, con el objetivo escasamente oculto de desgastar al Gobierno, tiene el riesgo de aburrir a todo el mundo. Por otra parte, la escasa visión, la falta de coraje y el exceso de improvisación con los que el Gobierno sigue tomando las medidas que viene tomando en este campo tampoco inducen mayor pasión ni esperanza.

En esas andamos, y en esas seguiremos, al parecer.

Lo propio cabe decir del no-fallo del Constitucional sobre el nuevo Estatuto de Cataluña. Lo escribí ya en mi aludido comentario anterior. A pesar de los anuncios periodísticos previos, no era seguro, ni mucho menos, que el Constitucional fallara finalmente. No lo ha hecho. La duda es si lo hará alguna vez. Alguna vez, quiero decir, de forma previa a las elecciones catalanas. Yo no apostaría por el sí. Y tanto si se da como si no se da estaremos todos “obligados” a una lectura política tanto del contenidote la misma como del momento en que se produzca. Lo de la supuesta asepsia objetiva del Tribunal Constitucional y de sus miembros lo han llevado por delante, hasta no se sabe dónde, los vientos que ellos mismos han ido sembrando. Por cierto, con profusión y empeño digno de mejor causa.

(Dejo para otra ocasión un tema, de esta misma semana pasada, que está en parte relacionado con éste: el del Estatuto “fallido” de Castilla la Mancha. ¡Espectáculo, también¡)

En resumen: Estamos donde estábamos, pero un poco peor. Todo está un poco más revuelto: la corrupción; la crisis económica; el fallo constitucional sobre el nuevo Estatut de Cataluña (el tema autonómico, en general).

Y ya sabe: todo lo empeorable, en ocasiones, empeora. Este es una de esas ocasiones.

Advertisements

About José Ramón Beloki

Diputado del Grupo Vasco en el Congreso. José Ramón Beloki(r)en bidalketa guztiak ikusi

One response to “Todo un poco más revuelto

Utzi erantzun bat

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Aldatu )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Aldatu )

Connecting to %s

%d bloggers like this: