TAV/LGV, Alliot Marie y Blanco

A cada cual lo suyo, la razón de ser de que ilustre este post de hoy con la portada de NOTICIAS DE GIPUZKOA es que ha sido ese Diario el que ha tenido la amabilidad de publicarlo, y publicarlo primero.

A cada cual lo suyo, la razón de ser de que ilustre este post de hoy con la portada de NOTICIAS DE GIPUZKOA es que ha sido ese Diario el que ha tenido la amabilidad de publicarlo, y publicarlo primero.

Recuerdo mi primera interpelación, va para cinco años, el 24 de junio de 2004, en el Congreso de los Diputados. Fue sobre la Y vasca. Andaba yo, por aquel entonces, nervioso, por novato. Me contestó, un tanto ácida, Magdalena Alvarez.

Una semana más tarde, el 2 de julio, presenté la correspondiente moción. Resultó aprobada, por 158 votos a favor, 149 en contra (del PSOE) y una abstención. Fue la primera derrota parlamentaria que sufrió el Gobierno Zapatero en la VIII Legislatura.

Volví a recordar estos hechos, este pasado miércoles, en la sesión de control del Gobierno, con ocasión de la pregunta que dirigí al sucesor de Magdalena Alvarez, al actual Ministro de Fomento, Jose Blanco. Tuve la impresión de estar viviendo la repetición de la jugada parlamentaria de hace cinco años.

Habíamos decidido presentar la interpelación, hace cinco años, porque Magdalena Alvarez, en uno de esos viajes relámpago que suelen hacer a Euskadi los Ministros/as para vender, a través de los medios de comunicación, la mercancía política del momento, se había reunido con Patxi Lopez, el secretario general del PSE(PSOE) y había declarado su “voluntad decidida de construir la Y vasca”, pero sin mayores detalles, como tantas veces ocurre. Y nuestro escarmiento, de hacía más de veinte años, de Gobiernos tanto del PP como del PSOE, era que los hechos, tampoco en este tema, se correspondían con las palabras.

No debió gustarle a la Ministra de entonces el que yo recordara con algún detalle la larga y penosa historia de la Y vasca, llena de palabras y vacía de hechos, y de ahí su punto de acidez en la respuesta. Tampoco, en todo caso, me gustó a mí que el único compromiso firme al que la Ministra hiciera referencia en su contestación era el de que “vamos a licitar el proyecto Bilbao-Vitoria antes de fin de año”.

¿Cuándo la pata guipuzcoana de la Y vasca?, pensé yo, sensible por razones obvias, como diputado por Gipuzkoa del PNV. Me temí lo peor. De ahí la moción.

Ha vuelto a pasarme algo semejante también este miércoles con el Ministro Blanco. A mi pregunta sobre el calendario de ejecución al que va a instar al Gobierno francés con relación al tramo ferroviario que da continuidad a la Y vasca, a partir de Hendaya hasta Bayona y Dax, el Ministro me contestó vaguedades y supuestas voluntades genéricas, tanto del Gobierno español como del francés (¡ahí es nada después de lo que ha llovido estos últimos días!), según dijo. Nada de precisiones. Exactamente, como en su día Magdalena Alvarez.

No me creo nada. Razón por la que me sumo, sin pizca de duda, a la alarma y al escándalo que han levantado representantes del Consejo Regional de Aquitania, del Consejo General de los Pirineos Atlánticos, de la Cámara de Comercio e Industria de Bayona y la práctica totalidad de los Electos del Pays Basque cuando han reaccionado en términos rotundos y duros contra el acuerdo de la Ministra de Interior francesa, Michelle Alliot Marie, el secretario de Estado de Transportes, Dominique Bussereau, y la RSS (el Adif francés). Han dicho, entre otras cosas: “ Es el fin del Proyecto”; “Es condenar a nuestros hijos a una reserva india”. Y cosas por el estilo, además de los calificativos más duros que cabe imaginar para Michelle Alliot Marie.

Constituye una auténtica tomadura de pelo, ante Europa y, no menos, ante quienes han desarrollado en los últimos años un proceso de toma de decisión, casi modélico, como el desarrollado en el Pays Basque sobre este Proyecto ferroviario, y que ahora ven que la Michelle de turno cree que los acuerdos y las conclusiones a los que se llega, incluso por unanimidad, sobre trazados y fechas de ejecución pueden saltarse a la torera con esta displicencia.

Como me recordó, hace cinco años Magdalena Alvarez, fue en la cumbre de Carcassone, el 3 de julio de 2003, cuando se acordó la constitución de una agrupación europea de interés económico, participada por GIF y por su homóloga francesa, para la realización de los estudios de materialización y puesta en explotación de la conexión ferroviaria Vitoria-Dax. Esto es, hace más de seis años. ¿Para qué?, cabría hoy preguntar. ¿Qué han estado haciendo estos seis años si ahora la Michelle de turno puede tomar, por su cuenta y riesgo, decisiones como ésta de parar los trabajos entre Bayona y Hendaya?

¿Qué nos valen, en tal caso, expresiones genéricas, como las que profirió el Ministro Blanco, en su nombre y en nombre del Gobierno francés (carta incluida de Bussereau), de supuesta voluntad de seguir decididamente con este proyecto?

Si Ud. pregunta, cuándo y cómo, para eso no hay respuesta precisa. Salvo la transmitida por Bussereau y Alliot Marie a los prefectos de la zona: que paren los trabajos de la Ligne à Grande Vitesse entre Hendaya y Bayona.

Aproximadamente un año después de la Interpelación y Moción sobre la Y griega, a las que me he referido más arriba, la necesidad del Gobierno Zapatero hizo que su Grupo Parlamentario, el PSOE, y nuestro Grupo, el Vasco del PNV, firmáramos un acuerdo presupuestario por el que, junto a las obras que el Gobierno central estaba desarrollando
entre Gasteiz y Bilbao, el Gobierno Vasco haría, en su nombre, las de la otra pata de la Y vasca que lleva a Irún y Hendaya. No fue fácil aquel acuerdo. Y contó, según hemos sabido posteriormente, con la enemiga de la propia Magdalena Alvarez. Pero la vida, no digamos nada la política, es dura, y las necesidades logran “imposibles”.

No sé si en esta ocasión lograremos encarrilar, a tiempo y debidamente, el tren que Michelle Alliot Marie ha pretendido descarrilar. De lo que no dudo es de que, al menos desde el PNV, lo intentaremos con todo lo que tengamos a mano. En el reciente debate del Estado de la nación, temerosos de la situación actual aún antes de la toma de posición de Alliot Marie, logramos que se aprobara una resolución por la que el Gobierno español está obligado a instar al Gobierno francés a la ejecución, sin solución de continuidad, ni en el trazado ni en el tiempo de la misma, de la parte de las obras que le corresponde. Dudo de la fuerza del Gobierno español para ser efectivo (visto lo visto con el proyecto de ubicación del Centro Europeo de espalación de Neutrones en Bilbao, cómo no dudar). Este pasado miércoles, en todo caso, hemos vuelto a la carga con la pregunta al Ministro.

Puede estar el Sr. Blanco seguro de que volveremos nuevamente. No le faltarán oportunidades de demostrar que, de verdad y con los hechos, está por instar al Gobierno francés a lo que debe instarle según la resolución. Y de que lo hará a través tanto de las relaciones bilaterales como en el marco europeo, como exige también la resolución aprobada.

Seguimos empeñados en disponer, en tiempo razonable, de un Tren de Alta Velocidad (Ligne á Grande Vitesse) que nos sirva a todos los vascos, de un lado como de otro de la frontera de Irún-Hendaye, para ir por igual a Madrid que a París. Así como para que nuestras empresas, de un lado y de otro, puedan disponer de un sistema ferroviario europeo eficaz, por el que llevar sus mercancías. Y, no menos, para que toda la trama urbana que va desde Bayona hasta los extremos de Gipuzkoa empiece a aligerarse de la pesada y casi insufrible carga que hoy suponen los hasta doce mil camiones diarios que circulan, diariamente, por determinados tramos de la misma.

Para eso, también, se definió, en su día, en Essen, diciembre de 1994, el ramal atlántico del Proyecto prioritario europeo nº 3, denominado EJE FERROVIARIO DE ALTA VELOCIDAD SUDOESTE DE EUROPA , y que los Estados, español y francés, van ejecutando con tanto retraso y con tanta desgana.

POST DATA: ¿Por cierto, hay Lehendakari en la CAPV del País Vasco Sur?

Advertisements

About José Ramón Beloki

Diputado del Grupo Vasco en el Congreso. José Ramón Beloki(r)en bidalketa guztiak ikusi

Utzi erantzun bat

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Aldatu )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Aldatu )

Connecting to %s

%d bloggers like this: