En recuerdo de BENANTXIO BALERDI

Camino de Rentería, leía yo, en el TOPO, la entrevista que hoy domingo publica EL PAIS con Patxi Lopez.

Debo reconocer que sigo con escasa atención y nula pasión las declaraciones del nuevo inquilino de Ajuria Enea. Me interesan mucho más las noticias, por cierto penosas y preocupantes en su mayoría, que, por aquí y por allí (no tanto por los medios de comunicación), voy recibiendo de lo que está haciendo él, y está haciendo su gente, en el empeño de poner en marcha un nuevo Gobierno. Pero, en fin, no soy tampoco de esos a quienes les gusta anticiparse en sus juicios. De forma que iremos viendo cómo discurren las cosas. Aunque debo reconocer: día que pasa, día que se me estrecha el margen para la poesía y la esperanza.

Tampoco, debo reconocer, declaraciones como las de hoy ayudan a ampliar ese margen. Me refiero, en concreto, a dos que me han llamado la atención en la citada entrevista. Y que me han suscitado reflexiones que, a mi regreso del mitin de Rentería, domingo por la tarde, no me resisto a trasladar a este blog.

Una de ellas es aquella en la que Lopez dice que “el entendimiento entre socialistas y nacionalistas no es algo coyuntural, es histórico”. Me ha traído a la memoria una conversación que mantuve, hace ya algunas semanas, con una diputada socialista, allí en Madrid. Habiendo firmado el PSE(PSOE) y el PP el acuerdo por el que se nos echaba del Gobierno vasco al PNV (tras las “aclaraciones” de Zapatero en el Debate del Estado de la nación ha quedado todavía más claro que más que al PNV se echaba fuera a los nacionalistas en general), me preguntaba: ¿Tú crees que esto echará por la borda las buenas relaciones tradicionales y/o históricas que han mantenido en el pasado el PSOE y el PNV? Mi respuesta fue la siguiente: Nadie es capaz de saber con detalle todo lo que en Euskadi rompe este acuerdo PSOE-PP, pero no me cabe duda de que van a ser muchísimas las cosas que, a partir de este acuerdo, van a saltar por los aires. Y, desde luego, se van a romper, de seguro, muchas cosas también entre nuestros respectivos partidos.

Así pensaba aquel día y así pienso hoy que leo la declaración que acabo de recoger. Pero quizás sea bueno precisar.

Que entre el PNV y el PSOE ha habido en el pasado una cierta y significativa historia compartida lo cuentan los libros especializados, y no seré yo quien la niegue. Es la historia, sobre todo, de un momento y un tiempo de enorme significación, alcance e importancia para Euskadi y para España: la historia que arranca con el enfrentamiento de los demócratas, entre los que el PNV y el PSOE, al alzamiento de Franco, la aprobación de un Estatuto de Autonomías para Euskadi y la constitución incluida del Gobierno Vasco del Lehendakari Agirre, y que continúa, no sin altibajos, durante los largos años de la resistencia antifranquista.

A la salida de la dictadura, en el arranque de la transición, pareció que esa historia iba a tener una notable e interesante continuidad. Así, al menos, entendimos algunos la configuración del llamado Frente autonómico, con inclusión de Navarra en el mismo en el mismo, que se concretó en el inicio mismo de la transición.

No es necesario que yo recoja aquí el detalle de la historia posterior de las relaciones entre ambos partidos. Siempre he pensado que, tras la ruptura unilateral por los socialistas de aquel frente y su rechazo posterior al significado del mismo, las supuestas relaciones de entendimiento histórico entre el nacionalismo y el socialismo eran, más bien, un mix de recuerdos históricos, más o menos vagos según se tratara de los dirigentes que se refirieran a los mismos, y de entendimientos y arreglos coyunturales, necesarios, evidentemente, por múltiples razones, pero, en absoluto, derivados de un hipotético entendimiento de fondo sobre cómo enfocar el desarrollo, sobre todo el político, de Euskadi.

En todo caso, si algo faltaba para definitivamente hacer trizas y echar en el cajón del olvido y de la indiferencia el supuesto entendimiento histórico entre PNV y PSOE, que ahora alega Lopez, es justamente el paso que ha dado el propio Lopez, y el PSOE; al concluir un acuerdo, como el que acaban de concluir, con el PP para “embridar” (si no algo peor) el nacionalismo vasco, todo él, y, desde luego, el del PNV.

Si el Sr. Lopez – y el Sr. Zapatero- quieren entendimientos con el PNV (y están en su derecho, si no también en su necesidad, de quererlo) tendrán que alegar otros fundamentos, otras razones de ser, y basarlos en otros planteamientos. Esos, los llamados históricos, simplemente, ya no existen. O lo más parecido a ello. Ellos mismos han terminado de fumigarlos.

La otra declaración, que me ha llamado la atención, es aquella en la que el Sr. Lopez dice que el acuerdo PSOE-PP “es un acuerdo que mira al futuro, que tiende la mano a los demás. Otros no quisieron ni hablar con el Partido socialista para buscar la gobernabilidad en este país”.

He recogido la frase entre comillas y en negrita para destacar que no me ha faltado nada, al leerla, para dar un bote en el Topo (no imputable a éste, ni a la vía) y pegar con la cabeza contra el techo, a pesar de ir sentado.

¿Cómo es posible arrancar una legislatura –máxime en las circunstancias en las que lo está haciendo este Gobierno- mintiendo tanto y con tanta desfachatez? ¿Cómo es posible hacerlo, además, cuando, como titula hoy la entrevista el periódico, el mensaje que, al parecer, se pretende emitir es el de que “Es posible entendernos con el PNV”.

En la mente de todos cuantos, a la vista de los resultados electorales, y de las circunstancias económicas y políticas, apostamos por la oferta que la ejecutiva del PNV hizo a la ejecutiva del PSOE de constituir un Gobierno Vasco PNV-PSOE para estos próximos cuatro años, estas últimas palabras de Lopez constituyen simplemente una falsedad ofensiva.

De forma que -y termino- si en los próximos tiempos se producen entendimientos entre PNV y PSOE –lo que, a mi juicio, está muy lejos de ser imposible-, esos entendimientos, por un lado, nada tendrán que ver con supuestos entendimientos “históricos” entre ambos partidos.

Y, por otro, de seguir las cosas así, más lo serán a pesar de Lopez y de su forma de ver y plantear las cosas que por sus méritos y con su colaboración.

PD: Escribo, Benantxio, estas palabras, al calor de los acontecimientos y a la lumbre, también, de tu recuerdo. En tu honor. Y en tu lamentable ausencia, claro.

Advertisements

About José Ramón Beloki

Diputado del Grupo Vasco en el Congreso. José Ramón Beloki(r)en bidalketa guztiak ikusi

Utzi erantzun bat

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Aldatu )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Aldatu )

Connecting to %s