Daily Archives: 2009/05/07

Negar egingo luke…

Lagun batek ohartarazi nau. Eta ohartarazi nahi nuke, nik ere, beste norbait.

Entzuna dut, ez dakit zenbaterainoko pulamenturekin esana, sozialistei GORA ETA GORA Euskal Himnoa baino askoz gehiago gustatzen zaiela, eta egokiago iduritzen zaiela gaurko Euskal Herri moderno eta aurrerakoirako, Jose Mari Iparragirreren GERNIKAKO ARBOLA.

Bego.

Patxi Lopez Lehendakari berriari, bere aldetik, ez zaio gustatu, dirudienez, orain arteko Lehendakariek Gernikako Arbolaren aurrean, zin egiteko, erabili duten textua eta aldatu egin du. Irratiz entzun diodanez, nola zezakeen bera den laikoak “Jainkoaren aurrean apalik” ez zin eta ez promes egin, eta aldatzea erabaki du.

Bego hau ere.

Norbaitek esplika dezaidala, baina, ondoren txertatuko ditudan textu biak irakurri ondoren, nola ezkontzen diren bi jarrera hauek.

Hara zer dioen zin egiteko erabili izan den formulak:

Jaungoikuaren aurrean apalik,
euzko-lur ganian zutunik,
asabearen gomutaz
Gernika’ko zuaizpian
nere aginduba ondo betetzia
zin dagit

Hara zer dioen, bestaldetik, Iparragirreren GERNIKAKO ARBOLAren letrak. (Dena irakurri nahi ez duenari, laugarren estrofari, gutxienez, begirada bat bota dezaiola, gomendatzen diot)
1. Gernikako arbola
da bedeinkatua
Euskaldunen artean
guztiz maitatua.
Eman ta zabal zazu
munduan frutua
adoratzen zaitugu
arbola santua
2. Mila urte inguru da
esaten dutela
Jainkoan jarri zuela
Gernikako arbola.
Zaude bada zutikan
orain da denbora
eroritzen bazera
arras galdu gera
foto_361345_cas23. Ez zera eroriko
arbola maitea
baldin portatzen bada
Bizkaiko Juntia.
Laurok hartuko degu
pakian bizi dedin
euskaldun jendia.
4. Betiko bizi dedin
Jaunari eskatzeko
jarri gaitezen danok
laister belauniko.
Eta bihotzetikan
eskatu ezkero
arbola biziko da
orain eta gero.
5. Arbola botatzia
dutena pentsatu
denak badakigu.
Ea bada jendia
denbora orain degu
erori gabetanik
eduki behar degu.
iparragirre16. Beti egongo zera
uda berrikoa
lore aintzinetako
mantxa gabekoa.
Erruki zaite bada
bihotz gurekoa
denbora galdu gabe
emanik frutua.
7. Arbolak erantzun du
kontuz bizitzeko
eta bihotzetikan
Jaunari eskatzeko,
gerrarik nahi ez degu
pakea betiko,
gure lege zuzenak
hemen maitatzeko.
8. Erregutu diogun
Jaungoiko Jaunari
pakea emateko
orain eta beti.
Baita indarra ere
zerorren lurrari
Euskal Herriari

Bukatzeko: Nire lagun berak esaten zidan bezala: Eta “Agur Jaunak”? “Denok Jainkoak iñak gire”, etabar.?

Dena aldatuko ote digu, ba, gure Gobernu berriak? Eta zein lojikarekin?
“Negar egingo luke nere amak baleki” (Iparragirrerena, hau ere, oker ez banago).


Leer el original

Ocupado, prácticamente todo el día, con mis cosas en Madrid, no seguí, ni en vivo ni en directo, ni los discursos ni el debate que siguió a los mismos, el pasado martes, para la elección del nuevo Lehendakari del Gobierno Vasco, Patxi Lopez. Apenas algunos minutos, y ellos esparcidos a lo largo del día.

Un SMS, de mi mujer, me dio a conocer, a media tarde, que Juan Jose Ibarretxe había anunciado su retirada. Y otro, de EL PAIS, me confirmaba que Patxi Lopez era, de acuerdo con las previsiones, el nuevo lehendakari.

Desperté a la mañana siguiente escuchando, en diversas emisoras estatales, las interpretaciones, más que los relatos, de lo que había ocurrido la víspera en el Parlamento Vasco. En resumen, todos venían a decir lo mismo: se alegraban, sin mesura, del triunfo de no se cuantas cosas que, al parecer, significaba la elección de Patxi Lopez para ese puesto. Y, a la par, interpretaban el discurso de Ibarretxe (y más en general los del PNV ) como los discursos del resentido y de mal perdedor.
lehendakari-ibarretxe
Desayunando pude empezar a revisar los primeros periódicos. Y, una vez, en mi despacho, un buen número de ellos. Eran prácticamente unánimes: qué gran día y qué mal perdedor, venían a decir.

“El guión escrito”, pensé para mí.

Afortunadamente, llevo ya algún tiempo que recibo, remitidos desde el GBB, por correo electrónico, algunos de los principales documentos que se producen aquí en Euskadi y cuya lectura y conocimiento, de no ser por esa vía, me sería, como mínimo, mucho más complicada, si no simplemente imposible. Comprobé esa mañana, que, ya la tarde anterior, me habían remitido el discurso pronunciado por Ibarretxe.

Lo leí. Y esto es lo único que querría decir hoy: aconsejo su lectura. En primer lugar, por lo que dice, y que yo no resumiré aquí. Pero, en segundo lugar, por lo que no dice, ni trasluce siquiera, digan lo que digan tantos y tantos medios de comunicación.

La tarde del miércoles respondía yo, por teléfono, a unas preguntas de una periodista del DV. En una de ellas, se refirió justamente a la interpretación que del discurso de Ibarretxe se había producido. “El guión, que se refiere a Ibarretxe, está escrito desde mucho tiempo atrás, y demasiada gente, demasiados medios de comunicación desde luego, lo están siguiendo a pies juntillas”, vine a responderle.

Por eso animo a la lectura del “original”.

Se puede votar PP, se puede votar PSOE, se puede votar UPyD, y se puede estar a favor de que todos juntos, si fuere necesario, formen juntos un Gobierno. “Aquí en Euskadi, claro, en ningún otro sitio”, como con evidente torpeza y no sin notable desazón (principalmente desde el lado socialista) vemos estos días defender. Pero que para ello sea necesario desfigurar –intentarlo al menos, a capricho, hasta extremos grotescos, como de acuerdo con el guión escrito de antemano, han hecho tantos políticos y no menos periodistas-comentaristas, poco habla a favor de la contrapropuesta que se dice defender, y poco, muy poco también, de aquellos rasgos del periodismo, hoy tan olvidados, de la búsqueda de la objetividad y cosas por el estilo.

No vamos, en todo caso, a extrañarnos de esto a estas alturas. Las ganas de derrotar y humillar –y vaya Ud. a saber qué más- al nacionalismo que con tanta profusión, tanto empeño, tantos medios y tantos colaboradores se sembraron y cultivaron en la segunda legislatura del Sr. Aznar no han desaparecido. Muy al contrario, están ahí y, si de algunos depende, seguirán ahí. Constituye buena parte del humus sobre el que ha brotado el actual Gobierno Vasco presidido por Patxi Lopez.

Soy de los que creen que nada haríamos, salvo equivocarnos del todo, los nacionalistas dejándonos llevar por actitudes reactivas y contrasentimientos del mismo género.

Mucho mejor, leerle, en lo que dijo, y en lo que no dijo, a Ibarretxe. Y allá ellos con sus fantasmas. Les arrastrarán a ellos mismos, antes de lo que se imaginan.

Pero es que, además, si alguien se merece, hoy y aquí en este País, que se le escuche, y se le escuche atentamente, antes de juzgarle políticamente –mucho más, antes de dejarse llevar por los juicios políticos preventivos del guión establecido- es Juan Jose Ibarretxe. Se lo merecía cuando era Lehendakari. Hoy, cuando ha dejado de serlo, todavía más.