El Estado contra los nacionalismos

“EL Estado contra el nacionalismo vasco: ésa es mi interpretación del pacto de gobierno que acaban de concluir el PSE(PSOE) y el PP para el Gobierno Vasco”, respondí a Maria Teresa Campos, en el transcurso del programa de TV5, LA MIRADA CRITICA, a la que fui invitado el pasado día 31, esto es, al día siguiente del cierre de dicho acuerdo. Y precisé: “Es el fracaso de un Estado, representado por el PSOE y el PP, que declaraba que quería ser amable, acogedor e integrador de los nacionalismos, el vasco entre ellos, y que, sintiéndose fracasado, decide ahora ir contra ellos, el vasco en concreto”.

Los representantes del PSOE y el PP dijeron, cómo no, eso de ¡qué barbaridad!, y cosas por el estilo. Pero evidentemente no eran capaces de responderme a qué otra consideración, si no a era a ésa, respondía el hecho, absolutamente excepcional, de que los dos partidos por antonomasia “del Estado” eran capaces de ponerse de acuerdo en los territorios -“de ultramar”, al parecer- de Euskadi- con el objetivo único de echar del poder a su enemigo común, el nacionalismo vasco.

En ocasiones, nuestros interlocutores –numerosos, ahora mismo, aquí en Madrid- de ambos partidos intentan argumentar que nuestros análisis corresponden a un supuesto cabreo, que nos estaría inundando, por haber sido desalojados del poder, y añadiendo, con una supuesta falsa comprensión hacia nosotros que “ya volverán las aguas a su cauce”.

Estoy convencido, y así les manifiesto, que vuelven a engañarse. De lleno. Nadie niega el que, tampoco para nosotros, como para nadie, no sea plato de buen gusto el tener que abandonar el gobierno. Pero lo que acaban de hacer el PSOE y el PP (y, en algún sentido, más el primero que el segundo) y las consecuencias que de ello se van a derivar para la política vasca y, también, para la española de hoy en adelante muy poco tienen que ver con explicaciones y conclusiones tan reduccionistas e interesadas.

Recuerdo a Jordi Puyol en unas recientes declaraciones: “Algo se ha roto entre España y Cataluña”, afirmaba en unas recientes declaraciones refiriéndose a distintas actitudes que se han generado y comportamientos que se han producido últimamente en la política y en la sociedad españolas respecto a Cataluña. Lo que el PSOE y el PP han decidido hacer en Euskadi responde también básicamente a ese mismo marco de ruptura entre un Estado, que se proclamaba integrador, y nacionalismos, como el catalán o el vasco, con los que no sabe qué hacer. Ahora mismo, ese Estado se siente simplemente fracasado, al par que desorientado, y, desde luego, sin esquema alguno que pudiera caminar hacia una integración futura de los mismos. Ahí esta la razón de ser de “el Estado contra los nacionalismos”.

En la despedida del programa televisivo al que he aludido lo dije, y lo repito: “Este fracaso es el final de una transición política que se diseñó como se diseño y que, sobre todo, se ha llevado, o traído según se mire, como se ha llevado. Creo sinceramente que se impone una nueva transición”.

Estoy más que convencido: Nos espera, a los del PNV, un ingente, además de enormemente ilusionante trabajo en los próximos años. Para empezar, desde la oposición, a la que nos han echado “los partidos del Estado” creyendo que con eso resuelven ese problema que cada día saben menos cómo resolver: el de los nacionalismos existentes en el Estado español, que, “haberlos haylos”, les guste o no. Y por muchos años.

Advertisements

About José Ramón Beloki

Diputado del Grupo Vasco en el Congreso. José Ramón Beloki(r)en bidalketa guztiak ikusi

2 responses to “El Estado contra los nacionalismos

  • zerdaba

    Tranquilo, no creo que ese acuerdo entre PSE y PP dure mucho. A pesar de esa imagen de unidad y estabilidad que quieren ofrecer se nota que ambos se miran de reojo.

    Cuando eso alguien cometa “el acto de traición”, esperemos que el PNV actúe con cierta astucia.

  • keitritxars

    José Ramón, no hay duda de que os espera un árduo trabajo.

    Estoy seguro de que no nos decepcionaréis a los miles de vascos que nos sentímos estafados.

    En menos de cuatro años, este fraude ha de llegar al vertedero de la historia y sus artífices quedar retratados como lo que son: unos mentirosos.

    Eutsi gogor !!!

Utzi erantzun bat

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Aldatu )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Aldatu )

Connecting to %s

%d bloggers like this: