NUNCA LLEGAN

El pasado día 24 comparecía, en el Congreso, en el marco de la Comisión de Ciencia e Innovación, el presidente del CSIC, Centro Superior de Investigaciones Científicas, del Estado. El CSIC tiene ya setenta años de vida propia. Y cien, si como el propio CSIC enuncia, se toma en consideración a su antecedente, la JAE, Junta para Ampliación de Estudios e Investigaciones Científicas, creada el 11 de enero de 1907.

Pues bien, tras estos cien o setenta años (a elección), el balance de lo que ha hecho el CSIC en Euskadi se reduce a: Dos Centros Mixtos de un total de ciento treinta y cinco, entre propios y mixtos (ninguno propio de un total de setenta y cinco). Siete Unidades asociadas de un total de ciento cincuenta y ocho. Tres Unidades Asociadas con Universidades de ciento veinticuatro. Tres Unidades Asociadas con otros Institutos de veintitrés. Ninguna gran instalación de las siete existentes. Y treinta y un Acuerdos marcos y Convenios de colaboración de mil cuatrocientos cincuenta y cinco.

En resumen: puro ninguneo y miseria. Si llegamos en Euskadi a estar esperando a “Madrid” para ser alguien en Investigación, Desarrollo e Innovación (como en el resto de los campos), hoy nos encontraríamos en la pura miseria. Para nada, desde luego, en lugar que, según ha hecho público hoy mismo, día 30 de Marzo, EUSTAT, estamos en el índice EIS.

Dice EUSTAT:

El nuevo Índice de Innovación Europeo EIS 2008 alcanza en la C. A. de Euskadi un valor de 0,49 en 2008, según datos elaborados por Eustat, lo que hace que se sitúe en el puesto 11º de la Unión Europea-27 y por encima de su media, un 0,48.

Los países de la UE-27, en función de la puntuación alcanzada, se pueden agrupar en cuatro categorías. En la primera, países líderes en innovación, se encuentran Suecia (0,64), Finlandia (0,61), Alemania (0,58), Dinamarca (0,57) y Reino Unido (0,55), aunque el país europeo que ocupa la vanguardia innovadora en Europa, Suiza (0,68), no pertenece a la Unión Europea.

En el segundo grupo, países con alta innovación, se encuentra la C. A. de Euskadi, compuesto además por Austria, Irlanda, Luxemburgo, Bélgica, Francia y Países Bajos, con puntuaciones por encima de la media europea, entre 0,49 y 0,53.

A continuación, en el tercer grupo, países con innovación moderada, se encuentran Chipre, Estonia, Eslovenia, la República Checa, España, Portugal, Grecia e Italia. Por último, en el cuarto grupo, países con baja innovación, se sitúan Malta, Hungría, Eslovaquia, Polonia, Lituania, Rumania, Letonia y Bulgaria.

Cuando se le recuerdan estas cosas al presidente de turno del CSIC de turno (o a la Ministra Garmendia de turno, que, a estos efectos, es lo mismo), contestan con la “doctrina Patxi” , que, por cierto es todo menos nueva, y que consiste en lo siguiente: “De hoy en adelante, el mundo, todo él, será distinto”.

Una milonga engañabobos, vamos, que empezaremos a comprobar, una vez más, desde el día siguiente de que formen gobierno. Me hacía gracia el presidente del CSIC en su intento de dar credibilidad a esa promesa de futuro. Con un desparpajo de mejor causa, me hablaba, como por cierto suele hacer también la Ministra Garmendia, del Centro de Espalación de Neutrones, del Centro de Física de Materiales de San Sebastián, de la Unidad de Biofísica de Bilbao,… Y lo hacía, cómo no, obviando todas las veces que el Grupo Parlamentario Vasco ha tenido que poner sus votos (en el 2006, 2007 y 2008) para que el Gobierno de turno se viera obligado a aceptar enmiendas a favor de todos estos proyectos.

Cada vez que me veo en situaciones como ésta, -y son numerosas en Madrid- me viene a la memoria Mikel Laboa y su canción: “Askatuko zaituen zain bazaude, zaude lasai, zaude zihur askatuko zaituela. Kateak itsusiak bai dira hilotzaren gorputzean”.

Vamos. Todo menos de quedar a la espera ni de del CSIC, ni de Patxi, ni de la Garmendia, ni del ZP, ni del Godot de turno. No lo hemos estado hasta ahora, y más nos valiera no quedarnos tampoco en el futuro. Nunca llegan.
graf0005044_01_c

Advertisements

About José Ramón Beloki

Diputado del Grupo Vasco en el Congreso. José Ramón Beloki(r)en bidalketa guztiak ikusi

Utzi erantzun bat

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Aldatu )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Aldatu )

Connecting to %s

%d bloggers like this: