ELEMENTAL

“En la disposición adicional quinta del convenio económico de Navarra se contempla el supuesto de financiación conjunta por ambas administraciones en las inversiones a realizar en la Comunidad Autónoma, es decir, prevé la posibilidad de cofinanciación, pero, a diferencia del sistema vasco, no se establece una eventual incidencia en la aportación que Navarra tiene que hacer a la financiación del Estado. Ahí es donde tenemos una dificultad, dificultad que mientras no resolvamos será difícil que podamos avanzar”.

Con estas palabras, que transcribo del Diario de Sesiones del Congreso, respondió, el pasado 11 de marzo, el vicepresidente Solbes al Diputado de UPN, Carlos Salvador, al preguntarle éste sobre la fecha en la que tiene previsto el Gobierno central firmar con el Gobierno navarro el convenio que permita definitivamente el inicio de las obras del tren de alta velocidad en esa Comunidad Autónoma.

El diputado le recordó, de paso, al Ministro, las diversas promesas hechas al respecto desde el lado del Gobierno: el propio Presidente Zapatero, hace un año; la Vicepresidenta en otro momento; Leire Pajín hace cinco meses;… “La cuestión es que no avanza”, se quejaba Carlos Salvador, a la par que recordaba que otros convenios sí se habían firmado.

Se refería, claro, al Convenio que, con ocasión de la negociación presupuestaria de hace tres años, logró el Grupo Vasco que se firmara entre el Gobierno Vasco y el Gobierno Central (con enormes reticencias, por cierto, por este lado).

Desde el Grupo Vasco deseamos la máxima suerte también para los navarros. Pero quizás no fuera inútil que los navarros/as reflexionaran, al hilo de hechos políticos como éste, sobre dos extremos.

Uno: ¿Por qué será que un Concierto negociado por un Gobierno del PNV contempla la posibilidad, y otro, el Convenio Navarro, negociado por otros, no, como dice Solbes?. Cuando algunos hablamos de que no es, ni de lejos, igual que un Estatuto sea negociado y desarrollado por un Gobierno nacionalista, pero vascon –o navarro, en su caso-, que por otro, nacionalista asimismo, pero español, nos referimos a “minucias” como ésta. (Si finalmente Lopez es Lehendakari, veremos, con seguridad, lo diferente que es lo uno y lo otro).

Dos: que, mientras el PSOE y el PP (que cualquier día se animan a hacerlo, por otra parte) no cambien la ley electoral para hacer desaparecer/ningunear a los nacionalistas no españoles del Congreso y del Senado, éstas son algunas de las ventajas que para Euskadi (o Navarra o Cataluña, etc.) se logran enviando a las Cortes a representantes nacionalistas (de Euskadi, Nafarroa, Cataluña, etc.). Si se envía a gentes que, de entrada y para siempre, se declaran sometidos con disciplina férrea de voto a sus jefes “madrileños”, el tren nunca arranca, nunca llega el momento oportuno para que lo haga.

¡Parece mentira, pero es así de simple y elemental, qué le vamos a hacer!
blog-1111

Advertisements

About José Ramón Beloki

Diputado del Grupo Vasco en el Congreso. José Ramón Beloki(r)en bidalketa guztiak ikusi

One response to “ELEMENTAL

  • iñaki anasagasti

    Monseñor Beloqui.De los Beloki de Massachussets.
    Te he escuchado en Radio Euzkadi.Parecías Sabino Arana.Has explicado lenta y argumentadamente nuestras posiciones .Lo de la Loapez es gráfico.Es verdad.A los catalanes de ERC le han ofrecido la transferencia de prisiones,cosa que aqui nos niegan.
    Lo malo es que a ese programa de Vizcaino va poca gente del PNV.

Utzi erantzun bat

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Aldatu )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Aldatu )

Connecting to %s

%d bloggers like this: