Monthly Archives: martxoa 2009

NUNCA LLEGAN

El pasado día 24 comparecía, en el Congreso, en el marco de la Comisión de Ciencia e Innovación, el presidente del CSIC, Centro Superior de Investigaciones Científicas, del Estado. El CSIC tiene ya setenta años de vida propia. Y cien, si como el propio CSIC enuncia, se toma en consideración a su antecedente, la JAE, Junta para Ampliación de Estudios e Investigaciones Científicas, creada el 11 de enero de 1907.

Pues bien, tras estos cien o setenta años (a elección), el balance de lo que ha hecho el CSIC en Euskadi se reduce a: Dos Centros Mixtos de un total de ciento treinta y cinco, entre propios y mixtos (ninguno propio de un total de setenta y cinco). Siete Unidades asociadas de un total de ciento cincuenta y ocho. Tres Unidades Asociadas con Universidades de ciento veinticuatro. Tres Unidades Asociadas con otros Institutos de veintitrés. Ninguna gran instalación de las siete existentes. Y treinta y un Acuerdos marcos y Convenios de colaboración de mil cuatrocientos cincuenta y cinco.

En resumen: puro ninguneo y miseria. Si llegamos en Euskadi a estar esperando a “Madrid” para ser alguien en Investigación, Desarrollo e Innovación (como en el resto de los campos), hoy nos encontraríamos en la pura miseria. Para nada, desde luego, en lugar que, según ha hecho público hoy mismo, día 30 de Marzo, EUSTAT, estamos en el índice EIS.

Dice EUSTAT:

El nuevo Índice de Innovación Europeo EIS 2008 alcanza en la C. A. de Euskadi un valor de 0,49 en 2008, según datos elaborados por Eustat, lo que hace que se sitúe en el puesto 11º de la Unión Europea-27 y por encima de su media, un 0,48.

Los países de la UE-27, en función de la puntuación alcanzada, se pueden agrupar en cuatro categorías. En la primera, países líderes en innovación, se encuentran Suecia (0,64), Finlandia (0,61), Alemania (0,58), Dinamarca (0,57) y Reino Unido (0,55), aunque el país europeo que ocupa la vanguardia innovadora en Europa, Suiza (0,68), no pertenece a la Unión Europea.

En el segundo grupo, países con alta innovación, se encuentra la C. A. de Euskadi, compuesto además por Austria, Irlanda, Luxemburgo, Bélgica, Francia y Países Bajos, con puntuaciones por encima de la media europea, entre 0,49 y 0,53.

A continuación, en el tercer grupo, países con innovación moderada, se encuentran Chipre, Estonia, Eslovenia, la República Checa, España, Portugal, Grecia e Italia. Por último, en el cuarto grupo, países con baja innovación, se sitúan Malta, Hungría, Eslovaquia, Polonia, Lituania, Rumania, Letonia y Bulgaria.

Cuando se le recuerdan estas cosas al presidente de turno del CSIC de turno (o a la Ministra Garmendia de turno, que, a estos efectos, es lo mismo), contestan con la “doctrina Patxi” , que, por cierto es todo menos nueva, y que consiste en lo siguiente: “De hoy en adelante, el mundo, todo él, será distinto”.

Una milonga engañabobos, vamos, que empezaremos a comprobar, una vez más, desde el día siguiente de que formen gobierno. Me hacía gracia el presidente del CSIC en su intento de dar credibilidad a esa promesa de futuro. Con un desparpajo de mejor causa, me hablaba, como por cierto suele hacer también la Ministra Garmendia, del Centro de Espalación de Neutrones, del Centro de Física de Materiales de San Sebastián, de la Unidad de Biofísica de Bilbao,… Y lo hacía, cómo no, obviando todas las veces que el Grupo Parlamentario Vasco ha tenido que poner sus votos (en el 2006, 2007 y 2008) para que el Gobierno de turno se viera obligado a aceptar enmiendas a favor de todos estos proyectos.

Cada vez que me veo en situaciones como ésta, -y son numerosas en Madrid- me viene a la memoria Mikel Laboa y su canción: “Askatuko zaituen zain bazaude, zaude lasai, zaude zihur askatuko zaituela. Kateak itsusiak bai dira hilotzaren gorputzean”.

Vamos. Todo menos de quedar a la espera ni de del CSIC, ni de Patxi, ni de la Garmendia, ni del ZP, ni del Godot de turno. No lo hemos estado hasta ahora, y más nos valiera no quedarnos tampoco en el futuro. Nunca llegan.
graf0005044_01_c


ELEMENTAL

“En la disposición adicional quinta del convenio económico de Navarra se contempla el supuesto de financiación conjunta por ambas administraciones en las inversiones a realizar en la Comunidad Autónoma, es decir, prevé la posibilidad de cofinanciación, pero, a diferencia del sistema vasco, no se establece una eventual incidencia en la aportación que Navarra tiene que hacer a la financiación del Estado. Ahí es donde tenemos una dificultad, dificultad que mientras no resolvamos será difícil que podamos avanzar”.

Con estas palabras, que transcribo del Diario de Sesiones del Congreso, respondió, el pasado 11 de marzo, el vicepresidente Solbes al Diputado de UPN, Carlos Salvador, al preguntarle éste sobre la fecha en la que tiene previsto el Gobierno central firmar con el Gobierno navarro el convenio que permita definitivamente el inicio de las obras del tren de alta velocidad en esa Comunidad Autónoma.

El diputado le recordó, de paso, al Ministro, las diversas promesas hechas al respecto desde el lado del Gobierno: el propio Presidente Zapatero, hace un año; la Vicepresidenta en otro momento; Leire Pajín hace cinco meses;… “La cuestión es que no avanza”, se quejaba Carlos Salvador, a la par que recordaba que otros convenios sí se habían firmado.

Se refería, claro, al Convenio que, con ocasión de la negociación presupuestaria de hace tres años, logró el Grupo Vasco que se firmara entre el Gobierno Vasco y el Gobierno Central (con enormes reticencias, por cierto, por este lado).

Desde el Grupo Vasco deseamos la máxima suerte también para los navarros. Pero quizás no fuera inútil que los navarros/as reflexionaran, al hilo de hechos políticos como éste, sobre dos extremos.

Uno: ¿Por qué será que un Concierto negociado por un Gobierno del PNV contempla la posibilidad, y otro, el Convenio Navarro, negociado por otros, no, como dice Solbes?. Cuando algunos hablamos de que no es, ni de lejos, igual que un Estatuto sea negociado y desarrollado por un Gobierno nacionalista, pero vascon –o navarro, en su caso-, que por otro, nacionalista asimismo, pero español, nos referimos a “minucias” como ésta. (Si finalmente Lopez es Lehendakari, veremos, con seguridad, lo diferente que es lo uno y lo otro).

Dos: que, mientras el PSOE y el PP (que cualquier día se animan a hacerlo, por otra parte) no cambien la ley electoral para hacer desaparecer/ningunear a los nacionalistas no españoles del Congreso y del Senado, éstas son algunas de las ventajas que para Euskadi (o Navarra o Cataluña, etc.) se logran enviando a las Cortes a representantes nacionalistas (de Euskadi, Nafarroa, Cataluña, etc.). Si se envía a gentes que, de entrada y para siempre, se declaran sometidos con disciplina férrea de voto a sus jefes “madrileños”, el tren nunca arranca, nunca llega el momento oportuno para que lo haga.

¡Parece mentira, pero es así de simple y elemental, qué le vamos a hacer!
blog-1111


Sobre transversalidades y así…

Recojo, textual, de EL PAIS de hoy, domingo, 15 de marzo de 2009:

“El lider socialista (Patxi Lopez) piensa evitar cuidadosamente toda apariencia de revanchismo o sectarismo y buscará la transversalidad, incluyendo a personalidades independientes y manteniendo a altos funcionarios e incluso cargos de confianza en sus puestos. Parece claro el caso de la directora de Atención a las Víctimas del Terrorismo, Maixabel Lasa, que ha enderezado la política del Gobierno hacia ellas y ha logrado la implicación institucional, los homenajes y una ley de solidaridad. López intentará que no sea el único” .

!Se buscan comentarios!


IKASIAK

“Azkar ikasi duzue, arraioa, oposizioa egiten”, esaten zidan, joandaneko ostegunez, PPko diputatu batek, Osoko Bilkura amaitu ondoren. “Ikasiak geunden, aurretik ere”, erantzun nion.

Joan den astean diputatu eta komunikabide zenbaitek aurkikuntza hori egin bide du. Gu jakinak geunden, lehendik ere, oposiziora bidaltzen bagaituzte, ez garela galduko. Ez genuen dudarik bai Erkorekak, bai gutako beste edonork ere gure onenak ematen jakingo genuela lan “berritan”. Hala izan da.

Mila aldiz esana genion, ezker eskuin, aurretik ere, entzun nahi izan digun orori. Oposizioarako bidea hartu arazten badigute, ez gara galduko. Lankide finak ginela esaten zuten horiek berak ikusiko dute finak izaten segitzen dugula, baina, hori bai, kontrako lanetan orain. Eta hor konpon bakoitza egiten duenarekin.

Ez dut nire Madrilgo bueltan (jadanik bi eginak ditut Martxoaren lehenengo igandetik hona), PSE(PSOE)ren ondorengo lau urtetarako Euskadirako gobernu plana zein den esplikatzeko gauza izan den inor aurkitu. Egitera doazen gobernua egiteko nik ukatzen ez diedan eskubidea eta legitimitatea argudiatzen didate, behin eta berriro. “Hortik aurrera, zer?, da baina hiritarrok ezagutu nahi eta inondik ezagutzen ez duguna”, erantzuten diet nik. “Ez kanpaina garaian ez ondorengo egunotan eman diguzue horren esplikazio minimorik ere, orain artean gutxienez”, eransten dietenean, isildu egiten dira.

Madrilen, nola nahi, bost axola die guri, euskaldunoi, esplikaziorik ematen diguten ala ez. Horrek ez die ardura.

Ez dabiltza, halere, ardura eta kezkarik gabe. PSOEkoak, batez ere. Kezkatuta dabiltza. PPkoen kasua besterik da. Hauek, oraintxe bertan, dibertituak ikusten ditut, amets gozotan sartuak.

“Erori librean ikusten dut Zapateroren gobernua, korapilatua guztiz, eta paperezko ez dakit kartzela edo gaztelu batetan sartua” Erantzun hau eman nion TVEko “Parlamento” Saioko zuzendariari, larunbat honetan eman duten eztabaidari ekinaz egin zigun lehen galderan. Eta halaxe ikusten dut. Hortik dator PPren gozamena.

Ikustekoak ziren, aurreko astean, PSOEko diputatuen joan etorriak, komisioz komisio, eta Bilkura nagusian gora eta behera, bozketak ez galtzeko egin ahaletan. Guk nahi haina ez zuten galdu, baina bai beraiek nahi baino askoz gehiago. Eta horrela joango dira gauzak aurreratzean ere, arik eta Zapaterok, eta PSOEk, arre edo so egin eta erabakitzen duen, noren laguntza nahi duen Espainia gobernatzeko orduan, ondorengo ilabete-urteetan. “Geometria aldakorrez”, gobernatu nahi duela edo entzun dugu azkenaldian. Broma balitz, hutsa. Horixe bakarrik falta zitzaigun. Krisi ekonomikoaren egunetik egunerako zama astun eta jasan ezinagori, kolokazko politikaren oinak jarri. Nor harritu Gorteetako pasilloetan aurkitzen ez bada inor, ezta sozialisten artean ere, jokaera honen nondik norakoa ulertzen duenik?

Bere eta beren erantzukizuna da. Idatzi dut aurretik ere: Galiziako erresultatu txarrak ezkutatzeko egin zuten, Martxoaren 1eko gauean, besteak beste, euskal sozialistak, Moncloarekin hitz egin eta gero, telebisten aurrean, egin zuten festa (“Ari, ari, ari,… Patxi Lehendakari”, delakoa). Dena ez zedila izan gau horretan sozialistentzat, eta Zapaterorentzat, galera, eta ez nolanahikoa. Eta hortik beren festa giro artifiziala.

“Euskadik, motel, edozertarako eta denerako ematen dik”, esaten nion, gauza guzti hauek komentatuz, lagun bati. “Gobernuak botatzeko ere bai, behin baino gehiagotan”, erantzun zidan berak.

Ikusiko dugu zertan gelditzen diren Madrilen bizi ditugun oraingo gorabehera hauek. Nik dakidana, garbi, hau da: Jarri daitezela urduri besteak. Gu, lasai. Jakinik, hori bai, guk gureak egin beharko ditugula, eta ez direla denak errazak izango. Ikasiak gaude, ordea, horretan ere.
paris


TRAS EL 1 M

Ocupado de aquí para allí y de allí para aquí, se me ha escabullido, estos días, de las manos el tiempo necesario para sentarme y poner en orden, negro sobre blanco, algunas reflexiones que me suscitó la noche electoral del 1-M. Por otra parte, quizás sea mejor que haya ocurrido así. Me ha dado tiempo y oportunidad tanto de dar unas cuantas vueltas más, antes de exponer aquí, a mis propias reflexiones como de completar y matizarlas en base a conversaciones que he podido mantener con otra gente, no necesaria ni siquiera preferentemente de mi propio partido, el PNV.

¿Qué lectura cabe hacer de las elecciones autonómicas, principalmente de Euskadi, del pasado domingo? He aquí la mía concentrada y esquematizada en quince puntos.

1. El vencedor indiscutible en Euskadi ha sido el PNV. Y, en su nombre, Juan Jose Ibarretxe. También Aralar. Y en su nombre, Aintzane Ezenarro. En Galizia, el PP . Y en su nombre Nuñez Feijo.
2. Hay perdedores claros. En Euskadi, EA, EB y, también, el PSE(PSOE) y el PP. En Galizia, el PSG(PSOE). Y también, BNG. Y sus respectivos candidatos a “Lehendakari”.
3. En la política española, el ganador se llama Mariano Rajoy y el perdedor, José Luis Rodriguez Zapatero. No se trata necesariamente ni de UNA victoria ni de UNA derrota definitivas. Pero mientras Rajoy tiene que ocuparse de seguir ganando, Zapatero tiene que ocuparse y preocuparse –y hacerlo seriamente- de haber empezado a perder.
4. No creo que lo mejor de la campaña del PNV haya sido la escenificación que hizo de la noche electoral y de los resultados obtenidos. Francamente mejorable.
5. La escenificación que hizo el PSE(PSOE) fue un tanto histérica. Querida y perseguida, eso sí, con una doble finalidad: ocultar, por un lado, que las expectativas iniciales de triunfo del PSE y posteriores de empate PSE-PNV en Euskadi fracasaron inapelablemente. Y segunda finalidad, no menos importante: dar cobertura a Rodriguez Zapatero en su doble fracaso, en Galizia y en Euskadi, pero muy especialmente en su monumental fracaso gallego. Euskadi, de esa forma, sirve, una vez más, para todo y para cualquier cosa. Para eso se construyó esa noche la doble teoría del “fracaso del tripartito” y el del supuesto éxito, que se decía de Lopez, pero que, en caso de responder a un éxito real –ya veremos-, debe serle atribuido con propiedad al nuevo tripartito: PSE+PP+UPD.
6. La teoría del fracaso del tripartito supuestamente fracasado no tiene base porque en ningún momento de la campaña, al menos que yo haya tenido conocimiento, planteó nadie, no desde luego ni Ibarretxe ni el PNV, tal alternativa para el próximo gobierno. Desde el PNV no hubo alusión alguna a tal supuesto. Y quien siguió la campaña sobre todo de EA debería concluir más bien todo lo contrario, si tiene el mínimo rigor.
7. Tengo personalmente la impresión de que, además, los socialistas saben, más que nadie, que esta hipótesis no era cierta. Entre otras razones porque las aguas de EA y EB eran aguas en las que, como mínimo, confiaban ellos mismos en pescar, si los resultados lo permitían, en orden a la gobernabilidad de un gobierno al que Patxi Lopez accedería, con votos del PP (y UPD, si fuere necesario), convertido en Lehendakari.
8. No se quién, pero alguien bienaventurado, ha venido a ver a Basagoiti y, sobre todo, a Rajoy el 1M. El éxito en Galicia les ha dado unos aires y una euforia que están que se pasan. Pero no les ha alegrado menos cómo han quedado las cosas en Euskadi y el papel que, incluso con malos resultados, les ha deparado la suerte tras ese día El PP llevan tiempo planeando e intentando devolver, ojo por ojo y diente por diente, al PSOE y a Zapatero, el pésimo trato que les han dado en vísperas del 1M. Euskadi es ahora la oportunidad. En política, una vez más, no va a haber ni perdón ni comprensión, como se verá. La jugada, entienden, les ha resultado perfecta. Primero, el triunfo gallego. Segundo, el abrazo del oso o el beso de la muerte a Lopez en Euskadi -valen las dos imágenes- “sin exigir nada a cambio”. Se relamen viendo a Lopez jugar, entienden que, obligado por ellos, el papel estelar que soñó para sí el Jaime Mayor Oreja del 2001.
9. Tienen razón aquellos socialistas, que no son pocos, que están muy preocupados por la situación que se les ha creado el pasado 1-M, en Galicia y en Euskadi. Y, a resultas, por la que se ha generado para el PSOE y el Gobierno de Zapatero en el conjunto del Estado.
10. Tenemos razón todos cuantos nos preocupamos por el hecho de que, además, se esté planteando esta precarización del Gobierno de Zapatero en medio de una crisis económica que no ha terminado de mostrar toda su gravedad.
11. Tenemos razón los vascos, seamos del partido que seamos, que, junto con otros muchos socialistas y no socialistas de otras partes del Estado –Cataluña muy especialmente- nos preocupamos porque, a estas alturas, el socialismo vasco no tenga empacho alguno en acumular fuerzas junto con el PP y si hace falta con Rosa Diez con el único objetivo de ocupar ellos los asientos del Gobierno Vasco.
12. Tenemos razón todos cuantos –vascos o no-, vivamos donde vivamos y seamos de la familia política que seamos, nos sentimos hondamente preocupados por el hecho de que el PSE, y en su caso el PSOE, entiendan que, ahora mismo, lo que necesita el País Vasco es un Gobierno cuyo único rasgo hasta el día de hoy sea el de que no esté dirigido por un nacionalista vasco, pero sí lo esté por un representante del nacionalismo español, todo él.
13. Y tenemos todavía más razón quienes, además, no olvidamos que las elecciones del pasado día 1M, a pesar de fueron unas elecciones amañadas desde la ley de partidos políticos a conveniencia justamente de los intereses compartidos del PSE+PP+UPD, mostraron, una vez más, con claridad que este País sigue siendo nacionalista. Digan lo que digan el PSOE, el PP, y todos los medios de comunicación que miran para otro lado o simplemente mienten.
14. Y se podría seguir… y, de seguro, seguiremos.
15. Nos esperan tiempos apasionantes. Nada fáciles.
16. ¡Ay del que no acierte!.