TORTUGA CON LAS PATAS AL AIRE

“Erkoreka, sinceramente tampoco me ha parecido afortunado lo de la tortuga inmóvil en ninguno de los posibles sentidos, ni en el político ni en cualquier otro. En cualquier caso, le puedo asegurar que el sábado en Vitoria voy a intentar demostrar que no es
así. Voy a intentar demostrar que en términos políticos no somos ni estamos en nada que se parezca a una tortuga inmóvil; ya lo verá, señor Erkoreka, se lo puedo asegurar. Ni en políticos ni en económicos ni en ningún otro”.

Estas manifestaciones las hizo Zapatero el pasado martes, día 12 de febrero, al cierre de sus largas intervenciones con motivo del debate sobre la situación económica.

Ingenuo de mí, tan rápido como terminó el Pleno me acerqué a Josu Erkoreka buscando una exégesis “preventiva” de lo que anunciaba Zp para el sábado. “¿Qué va a decir?”, me contestó escéptico. Pero, sinceramente, me quedé con una cierta duda.

El sábado, en el mitin de Mendizorroza, pregunté a Iñaki Anasagasti (siempre tan atento a los medios de comunicación) si sabía qué había dicho Zapatero en el mitin en el que había participado, pocas horas antes, en Vitoria-Gasteiz. “Según he escuchado, algo así como que Ibarretxe ahora oculta sus anteriores preocupaciones y obsesiones”, me vino a decir sin mucho convencimiento. “¿Nada más?, pensé para mí. Y tampoco esta vez las tuve todas conmigo.

De regreso a casa, entré en las páginas digitales de los periódicos y observé, a modo de resumen, que, hubiera dicho lo que hubiera dicho, nadie prestaba mayor atención a sus palabras.

De modo que concluí: Erkoreka acertó de pleno cuando le dijo aquello de “Señor presidente del Gobierno, como veo que se preocupa por dotar de brillantez y originalidad mis intervenciones, retiro el símil del púgil derrotado y lo sustituyo
por otro que creo que puede ser más original: le veo al Gobierno como una tortuga en la orilla de la playa, pero boca arriba, como una tortuga inmóvil, agarrotada e incapaz de darse la vuelta y echarse a caminar como es debido”.

Es evidente que Zapatero, contra lo que ha ocurrido en ocasiones anteriores, ha pasado por Vitoria-Gasteiz sin pena ni gloria, con el mayor de los desintereses por parte del personal. Sin mensaje llamativo alguno, desde luego. Nadie, al menos, por lo que observo, lo ha percibido.

La noche del martes, tras el debate estábamos los miembros del Grupo Vasco en el Congreso cenando una ensalada, cuando un grupo de mujeres, que había cenado en la mesa de al lado, se nos acercó, y dirigiéndose a Erkoreka, le dijeron: “Ha estado Ud. excelente. Educado, pero claro y contundente. Zapatero es, en verdad, lo que Ud. le ha dicho: una tortuga inmóvil con las patas al aire”.

No eran mujeres del PNV, ni siquiera del País Vasco.

Me pregunto, cada día más: ¿Cuántos españoles, y desde luego vascos, han llegado ya a la misma o similar conclusión? ¿Cuántos están concluyendo que de Zapatero ya no cabe esperar, ni por asomo, nada de lo que, al comienzo de su mandato, allá por hace como cinco años, imaginó alguna gente –incluida de la izquierda abertzale, entre nosotros- que sí cabía esperar? ¿Cuántos se apuntan ya a la imagen de Erkoreka de tortuga con las patas al aire?

No faltan señales ni síntomas, cada día más extendidos y cada día más serios y preocupantes, de que su estrella está muy lejos de dar la luz que, sin embargo, hay que reclamar de quien es presidente de un Gobierno (y, al respecto, evidentemente lo de menos es la luz que dé aquí en el País Vasco).

¡Ingenuo de mí, y yo todavía pensando que en Vitoria iba a decir algo, una vez se nos destapó con ese anuncio tan pomposo como vacío, a la vista de los hechos!

Cualquier día de estos cae en la cuenta de todo esto hasta la tortuguita que hoy todavía le llama para apoyarse en ella en la campaña.

Advertisements

About José Ramón Beloki

Diputado del Grupo Vasco en el Congreso. José Ramón Beloki(r)en bidalketa guztiak ikusi

2 responses to “TORTUGA CON LAS PATAS AL AIRE

  • Iñaki Anasagasti

    Me alegra Jose Ramon que Erkoreka utilice similes que utilicé yo argumentando contra Aznar.El de la tortuga es un simil venezolano.Y bueno.Lo malo es que Erkoreka es muy suyo y no paga derechos de autor a nadie.¿A que te habías dado cuenta?.Como aquel de Pla.Ya ves.Con este no hay manera de comerse una rosca gratis.Esta en recesion.

  • Maia

    Lo que le sucede a Zapatero no es que vaya a Vitoria y que ni siquiera los votantes del PSE se den cuenta de que ha ido, sino que, sea en Vitoria o sea en León, lo que dice el Presidente del Gobierno ha dejado de interesar.
    El Gobierno ha hecho un uso electoral de algo tan grave como la situación económica. No ha sabido enfrentarse a un problema, que además, le queda muy grande. Ha tenido casi un año y medio para enfrentarse a la crisis y tratar de vencerla. No lo ha hecho.
    Lo cierto es que no sé si se asemeja más a una tortuga panza arriba o a un púgil derrotado. Lo que es seguro es que el puesto le queda grande. A él y a gran parte de su Gobierno.

Utzi erantzun bat

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Aldatu )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Aldatu )

Connecting to %s

%d bloggers like this: