Y ME CALLO

Cada vez que me han preguntado, en público y en privado, en uno como en otro momento, qué pienso sobre la política en relación con el terrorismo y, específicamente, en relación con las víctimas del terrorismo, he respondido: Hablar menos y hacer más.

En ocasiones, en todo caso, es difícil –y hasta imposible- no hablar.

Imposible le fue, por ejemplo, a mi compañero Emilio Olabarria , el pasado día 12 de febrero, cuando tuvo que fijar la posición del Grupo con relación a una iniciativa legal que se ha presentado en el Congreso para modificar la Ley 32/1999, de 8 de Octubre, de solidaridad con las víctimas del terrorismo.

Y difícil me resulta a mí, esta mañana, cuando leo, en un periódico, a modo de crónica del acto electoral que celebramos ayer viernes en el Museo Ferroviario de Azpeitia el siguiente titular: “Ibarretxe pide el voto en Azpeitia sin recordar al asesinado Inaxio Uria” (EL PAIS, 14-II-2009)

La vida me ha enseñado que uno de los rasgos más peligrosos de la política es el de cavar una fosa de separación permanente entre el discurso políticamente correcto y la práctica del mismo. En temas como el terrorismo y las víctimas del mismo, además de peligroso, es obsceno, políticamente hablando.

La realidad de la política antiterrorista practicada por muchos –políticos y medios de comunicación- es que han hecho de la misma un campo sembrado de minas.

La teoría es que la política antiterrorista exige, si alguna, planteamientos y posicionamientos unitarios de todos los partidos y grupos políticos que no estén supeditados a las estrategias y tácticas antiterroristas. Pero la verdad de la práctica de muchos es muy otra: Se procura constantemente el que las bombas vayan saltando por los aires y cortando pies, manos y cabezas, lo que fuere, de los contrincantes políticos. Cualquier ocasión es buena para ello. No digamos nada en vísperas electorales. Especialmente, cuando se trata de hacer saltar por los aires, políticamente hablando, pies, manos y cabezas “nacionalistas”.

No sé cuanto de esto volverá a ocurrir, una vez más, en la campaña electoral de Euskadi. Los términos en los que discurrió el debate al que he hecho referencia anteriormente en el Congreso de los Diputados volvió a poner de manifiesto que la tentación está nuevamente servida. El titular periodístico al que me he referido anteriormente es que siempre hay en este campo, a mano, un “pisuerga que pasa por Valladolid”. El riesgo está ahí.

A veces pienso que es hora de romper con el discurso políticamente correcto –en el que, por lo demás, cree de verdad muy poco muy poca gente cuando se habla en privado con ella- y empezar a cantar las verdades del barquero (unas cuantas).

Algún día habrá que hacerlo. Seguramente no en época electoral. Pero sería bueno el que tampoco se retrasara eternamente. Entre otras razones, porque pienso –y pienso en serio- que en nada ayuda –más bien todo lo contrario- a terminar con ETA el prolongar eternamente esa disociación evidente entre el discurso políticamente correcto y la práctica real del mismo.

Me pregunto, muchas veces, por las razones por las que esto está ocurriendo. Y no doy sino con una respuesta que me ayuda a entender algo lo que ocurre: que también esas bombas racimo políticas que algunos intentan sembrar profusamente bajo el señuelo de la política antiterrorista son bombas que, al fin y a la postre, puede cargarlas el diablo -ETA. Lo que hace de esa política una política doblemente lamentable, injusta y obscena. Pero lo que, al mismo tiempo, a algunos, por responsabilidad, nos hace contenernos.

Y me callo.

Advertisements

About José Ramón Beloki

Diputado del Grupo Vasco en el Congreso. José Ramón Beloki(r)en bidalketa guztiak ikusi

Utzi erantzun bat

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Aldatu )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Aldatu )

Connecting to %s

%d bloggers like this: